fbpx
Seleccionar página
En tiempos históricos, Verónica Campino apuesta por la diversidad en los liderazgos

En tiempos históricos, Verónica Campino apuesta por la diversidad en los liderazgos

por Valentina Rey | 03 de diciembre 2020

“Cuando miro a mis hijas pienso en cómo trabajar por ellas”, dice Verónica Campino, Cofundadora de Chile Mujeres, a quien la maternidad le cambió la vida, no sólo por lo que significa aquel rol, sino también porque de un momento a otro dejó de existir para el resto del mundo y pasó a ser solo madre, “eso me impresionó mucho”, relata.

Sin lugar a dudas aquella experiencia la impulsó a trabajar para disminuir  y eliminar las brechas de género, los estereotipos y los roles culturales que cierran puertas en vez de abrirlas. Con una enorme trayectoria en empresas y organizaciones, hoy es una de las mujeres que lidera uno de los proyectos más significativos en su vida: Por Todas, iniciativa que reúne a distintas fundaciones y organizaciones orientadas a generar mayores oportunidades para las mujeres. 

Sin embargo, su trabajo no se queda en las cuatro paredes de una oficina, Verónica Campino reconoce que el conocimiento a través de la experiencia y vivencia personal, es fundamental para liderar equipos, por lo mismo su trabajo es en el territorio, junto a las mujeres dirigentas de campamentos, poblaciones, Juntas de Vecinos, entre otros. 

“Soy una convencida de que para poder liderar un cambio, uno tiene que haber vivido, de alguna forma, la experiencia para poder entender (…) por eso nos interesa ir a los territorios, para conocer la experiencia de vida y sentarnos a conversar con las mujeres que están en las ollas comunes”, dice la ingeniera comercial.

Lograr mayores oportunidades para las mujeres en Chile, ese fue el gran propósito por  el que este gran grupo comenzó a trabajar. Primero colaborando en ollas comunes y entregando alimentos, pero rápidamente empezó un trabajo colaborativo entre la organización  y las mujeres líderes en sus territorios, con quienes hoy buscan construir -en conjunto- las herramientas necesarias para generar mayores oportunidades para las mujeres a lo largo de todo el país. 

“Estamos en ese proceso de co construcción, (…) porque nadie tiene por sí sola la respuesta”, expresa Veronica muy convencida. 

Tiempo de cambios, tiempo histórico

A Verónica no le cabe ni una duda: estamos en un momento histórico como país, tiempo de cambios e hitos que nos impulsan a construir. Y por lo mismo, se necesitan liderazgos inclusivos capaces de escuchar a las personas, a hombres, mujeres, jóvenes, tercera edad, a las distintas comunidades que hoy tienen mucho que decir. De eso se trata este proceso para la cofundadora de Chile Mujeres. 

Y en ese sentido, Verónica es de las que creen que ya no están los tiempos para que los liderazgos se otorguen. Sino todo lo contrario, hoy los liderazgos se construyen y luego se ganan, se validan. 

En este escenario, donde los liderazgos se construyen y validan, se han posicionado nuevas voces que buscan representar a los territorios, organizaciones sociales, fundaciones, instituciones y las distintas comunidades del país. Y para Campino, hoy es el momento para que las y los líderes territoriales tengan más impacto y visibilidad en la discusión pública. 

Ahora bien, esa visibilidad tiene que ir de la mano con el reconocimiento del esfuerzo de aquellas personas, y lejos de aquellos discursos que victimizan a las diferentes comunidades territoriales. 

“Las personas no quieren que les regalen nada, lo que necesitan y piden son las herramientas para poder salir adelante. Esas herramientas pueden ser no sólo recursos económicos, pueden ser capacitaciones, oportunidades laborales, redes de apoyo (…) La gente en Chile no quiere ser víctima, no quiere que le regalen nada, piden las herramientas para salir adelante”, dice Verónica. 

Quien ha estado ahí, todo este tiempo, en poblaciones, Juntas de Vecinos y sobre todo, en ollas comunes, donde le ha tocado ver el trabajo titánico de las mujeres dirigentas de barrio que han sacado adelante sus territorios: las mujeres han sostenido Chile y al mundo durante muchísimo tiempo, gracias a la mujer muchos hombres han podido salir a trabajar tranquilos, mientras ellas se hacen cargo de la familia y los hijos”, expresa Campino.  

El problema es que la labor que han realizado las mujeres durante toda la historia no ha sido reconocido ni visibilizado, pero en el contexto pandemico, las cuarentenas hicieron latente esta realidad: “se hizo evidente que la casa no se limpia sola, los hijos no se cuidan solos y la comida no cae del cielo”, reflexiona. 

Pero esta falta de reconocimiento al trabajo doméstico es más profunda para Verónica, quien cree que ha sido invisible durante muchas décadas porque no genera ingresos económicos. A pesar de que sin este trabajo la economía no se podría sostener.

Ahora bien, lejos de quedarse en el diagnóstico, Verónica Campino mira con optimismo el escenario de transformaciones sociales y políticas como una oportunidad para abrir el debate sobre las distintas realidades que enfrentan y limitan el desarrollo de las mujeres. 

“Creo que es el momento de hacerse cargo de que este trabajo (doméstico)  no puede seguir siendo invisibilizado y no puede seguir siendo tan poco valorado. Uno podría pensar en alternativas, como por ejemplo ampliar el acceso a la sala cuna, para que más familias cuenten con redes de apoyo. También impulsar la corresponsabilidad familiar, para que tanto madres y padres sean responsables de la tarea de los hijos”, dice Verónica.

Por otro lado, reconoce que lo que le ha tocado ver en los barrios, donde diferentes mujeres lideran ollas comunes, le ha cambiado la forma en que veía la vida y el país. Y eso la impulsa a liderar cambios que vayan en la línea de avanzar en mejores oportunidades para las mujeres. 

Las y los liderazgos del futuro 

Proyectando su liderazgo, Campino está segura que “escuchar a las personas es la clave de lo que se viene hoy en día, esa es la principal característica que tienen que tener las y los nuevos liderazgos”

Y en ese sentido, para Verónica, “los líderes van a ser aquellos que escuchan y construyen liderazgos que sean representativos y no personales”.  La clave estaría en la capacidad de escucha, pero sobre todo en la voluntad de construir junto a las comunidades y lo que estas tienen para decir. Escuchar las experiencias de vida de las personas sería la clave en  esta nueva forma de hacer las cosas. 

Sin embargo, en este camino y proceso de cambios, Campino tiene claro donde dirigir su mirada y trabajo: “tenemos que lograr que las mujeres sean percibidas como líderes y que generan cambios en todos los espacios”, dice. 

Ahora bien, dentro de todos los desafíos en materia de género, además de ser escuchadas, es enfática al plantear que hay que pasar de escuchar a entender cuáles son las brechas entre hombres y mujeres y cómo podemos cambiar eso. 

“Hay muchas brechas para las mujeres, como el acceso al trabajo, la violencia en general, pero también hay hombres que por razones culturales no es bien visto que hicieran uso del postnatal, y eso es algo que tenemos que corregir, que hombres y mujeres puedan construir sus proyectos de vida independiente de si son hombres o mujeres”,  explica Campino. 

Y en ese sentido, los liderazgos femeninos son fundamentales para abrir aquellas discusiones, pero es algo en lo que hay que trabajar puesto que las cifras de mujeres en puestos de liderazgos es muy baja.  

La inclusión de más mujeres en equipos de trabajo, directorios y puestos de liderazgo en organizaciones y empresas, es uno de los desafíos importantes para visibilizar la natural diversidad de la sociedad, la que para Verónica debe estar presente en todas las instituciones, empresas, en el congreso, en el poder judicial,  en los gremios, etc. 

“Los estudios nos han demostrado una y otra vez que tener mayor diversidad, trae solo beneficios”,  dice Campino, quien desde su liderazgo busca impulsar este valor. El que la posiciona como una líder con propósito para el nuevo Chile, reconocida en Factor Liderazgo

Dice Campino, quien desde su liderazgo busca impulsar este valor. El que la posiciona como una líder con propósito para el nuevo Chile por lo que merece hoy un reconocimiento dentro de Factor Liderazgo 

En medio de la crisis se pueden tomar medidas con perspectiva de género

En medio de la crisis se pueden tomar medidas con perspectiva de género

por Factor Liderazgo | 1 de octubre 2020 

La crisis sanitaria ha obligado a empresas y pymes a modificar sus sistemas y estructuras de trabajo. Y si bien las medidas y protocolos sanitarios orientados a prevenir el contagio del Covid-19 se hicieron necesarios y urgentes en diferentes espacios laborales, también cobró sentido e importancia aplicar la perspectiva de género en el manejo de la crisis. 

En el documento presentado por ComunidadMujer, se detalla la responsabilidad que tienen los empleadores con las y los trabajadores, lo que implica tomar todas las medidas necesarias para garantizar dicha protección.  

Según las cifras entregadas por la Encuesta Nacional de Empleo 2020, hoy las mujeres constituyen el 71% de la fuerza laboral en salud y asistencia social, además están en la primera línea de lucha contra el Covid-19; las labores domésticas y de cuidados. 

Colaboradores

En el ámbito empresarial, las mujeres representan el 6% de los miembros de  directorios y el 10% en cargos de gerencias de las empresas más importantes del país (ComunidadMujer, 2018),

Por lo mismo, el documento plantea una serie de medidas para abordar la crisis considerando el rol de las mujeres  en el mercado laboral y su desprotección. Esto, a pesar de que hoy están subrepresentadas en los cargos de toma de decisión dentro de las empresas. 

Por lo mismo, dentro de aquellas medidas se menciona como una necesidad urgente que las empresas y organizaciones adopten estrategias diferenciadas por género y así proteger por igual a sus trabajadores, considerando las diferencias que hay entre hombres y mujeres. Esto, no significa privilegiar a uno sobre otro, sino más bien atender al contexto especifico de cada uno. 

Un ejemplo claro de lo anterior, es que a pesar de las responsabilidades laborales que tienen muchas de las mujeres, en la mayoría de los casos son ellas las responsables del cuidado de familiares y de las tareas domésticas. Según la Encuesta de Uso del Tiempo (2015), las mujeres realizan tres veces más trabajo doméstico y de cuidado no remunerado que los hombres y en tiempos de coronavirus, la carga ha aumentado considerablemente. Por lo tanto, atender a estas cargas extra laborales y por cierto, desiguales, ayuda a proteger de mejor forma a las mujeres trabajadoras. 

En la línea de lo anterior, otra de las medidas que menciona el documento, es fortalecer la presencia equitativa de las mujeres en los comités de crisis y en otras instancias de manejo organizacional de la crisis sanitaria. A esto se le suma la necesidad de implementar un manejo de datos disgregado por sexo al momento de diseñar y desarrollar las medidas para hacer frente a la crisis, de esta manera se podrá evaluar su eficacia y el impacto diferenciado

Javiera Petersen: la mujer que lidera el Observatorio de Políticas Económicas

Javiera Petersen: la mujer que lidera el Observatorio de Políticas Económicas

por Valentina Rey | o9 de Octubre 2020 

Han sido semanas y meses ajetreados para Javiera Petersen, Economista y Directora Ejecutiva del Observatorio de Políticas Económicas (Opes). No sólo porque estamos en medio de una  gran pandemia y crisis social, sino también porque su habilidad para hablar de economía y su conocimiento al respecto, la han posicionado como una referente en la discusión política y social que busca pensar en un nuevo modelo de desarrollo para Chile.  

Entre conversatorios, webinars, entrevistas y el trabajo de investigación que realiza en Opes, la joven economista conversó con Factor Liderazgo sobre el rol que hoy ocupa en el escenario político-social del país; lo que significa posicionarse como mujer y líder en la economía; y cómo ve el éxito de Opes, el centro de investigación que está rompiendo esquemas. 

Si bien el Observatorio de Políticas Económicas viene trabajando desde el 2017 en propuestas para un nuevo modelo de desarrollo; el estallido social del 18 de octubre del 2019 le otorgó una visibilidad distinta, y por cierto, mayor. Para Javiera aún es difuso dimensionar cuán conocidos son; sin embargo, averiguar el funcionamiento de las redes y su exposición, es uno de los tantos desafíos que tienen por delante.

Posicionarse como mujer y líder en Economía 

Ahora bien, Opes viene acompañado del liderazgo de Javiera Petersen. Quien se ha posicionado como una referente en temas económicos. “Me ha gustado harto, lo encuentro bien entretenido y necesario”, dice Petersen; quien reconoce que aún se pone nerviosa en cada entrevista, seminario o actividad a la que va. Pero lejos de cohibirse, ese nerviosismo le ha permitido obtener más confianza en un espacio que para ella, ha sido durante muchos años muy masculino. 

“Yo creo que le pasa harto a las mujeres, esto de normalmente sentirse menos preparadas, más nerviosas, con más que demostrar. Y eso me sigue pasando, sobre todo en economía que es un espacio bien machista”, cuenta Javiera. 

Para la joven directora de Opes, una de las mayores dificultades que enfrenta como mujer, líder y economista, es no saber nunca qué tan preparada tendrá que estar. Tiene claro que le exigirán mucho más que a hombres, pero ella está dispuesta a desafiar los estereotipos de género: “para eso me he preparado harto, para cumplir con la labor que como Opes queremos cumplir, pero yo creo que es super evidente como a una mujer de izquierda y joven, que trata de poner ideas que son distintas a lo que se ha estado haciendo en Chile los últimos 40 años, se le exige mucho más”, señala Petersen.

Javiera Petersen Entrevista

En ese sentido, la economista cree que los liderazgos femeninos son más cuestionados y desacreditados que los masculinos. “La tensión en cuanto a los liderazgos femeninos tiende a concentrarse en otras cosas, por ejemplo en el aspecto físico, la vida amorosa, la maternidad, etc. En ese sentido, hay mucho sexismo en cómo se considera lo aceptable en los liderazgos femeninos, yo creo que para muchos mientras menos desafíen los estereotipos de género, mejor”, explica. 

Sin embargo, pareciera ser que la responsabilidad de aquella brecha de género, en roles de liderazgos, es de las mujeres. “Si te crees más el cuento puedes ser líder” no soluciona el problema según Javiera, quien considera que las trabas son estructurales y por lo tanto, el mayor obstáculo no es la falta de voluntad sino más bien las condiciones en que se permite o no, el desarrollo de aquellos liderazgos. 

“Las mujeres no están en los espacios porque uno, no tienen tiempo por otras responsabilidades; o dos, porque no tienen la formación o acceso a plataformas para lograr entrar a esos mundos. Por eso es tan importante trabajar con políticas como cuotas de género y en esto, creo que falta infinito por mejorar en nuestro país”, dice Javiera. 

Sin restarle la importancia que ha adquirido la economía feminista, Petersen cree necesario resaltar que las mujeres también pueden hablar de otros temas, como finanzas, política industrial y  el rol del Banco Central, entre otros temas. 

“Oye, la economía es algo que no entiendo” 

En los diferentes seminarios y conversatorios en que Javiera ha participado, le ha tocado escuchar el mismo comentario: “no entiendo de economía”. Y para Petersen no es extraño y lejana esta realidad, la joven economista cree que es parte de una construcción política “para asegurar los cercos sobre los que se discute de economía en Chile. Entonces, parte de nuestra tarea como Opes, es hacer propia la discusión económica, acercarla a todas y todos los que hoy viven en el país. Porque la economía no es patrimonio de los economistas”, en palabras de la joven. 

Ese es el gran desafío del Centro de Investigación: participar y llevar a cabo un proceso de democratización de la forma en que se hace y piensa la economía en Chile. Y en ese sentido, para Petersen,  el estallido social marcó un punto de inflexión en las formas en que todo se organiza, lo que significa que diferentes centros de investigación y pensamiento están más comprometidos con las transformaciones que demanda la ciudadanía.

“Nosotros en Chile no estamos tan acostumbrados a estas nuevas formas de construir conocimiento. Tenemos super arraigado que adquirimos el conocimiento a través de la universidad o de los expertos. Pero hay que empezar a cambiar esas formas”, plantea la directora ejecutiva de Opes. 

Sin embargo, no todas las organizaciones sociales, empresas y centros de investigación cuentan con el mismo respaldo ciudadano que el Observatorio de Políticas Económicas. Para Petersen esta desconfianza se relaciona directamente con la transparencia y las formas de financiamiento. 

“En Opes llevamos casi tres años trabajando solamente con aportes propios y con colaboración de la FES en proyectos puntuales (…) Lo definimos porque no queremos perder ni un centímetro de la línea editorial que estamos desarrollando, y yo creo que eso ha sido una de las características que ha marcado la deslegitimación de ciertos centros y organizaciones”, explica Javiera. 

Con un perfil cercano, llegó para quedarse 

A estas alturas y luego de un año complejo en diferentes dimensiones, decir que el estallido social y la crisis pandémica por la que estamos atravesando ha modificado la realidad del país, es repetir algo que todas y todos sabemos. Lo nuevo, son las propuestas que permiten pensar y conversar sobre las diferentes formas y estrategias para salir de la crisis. Y en esa línea Opes ha desarrollado una serie de informes planteando sus ideas; además de un libro que lanzaron esta semana. 

Dentro de aquellas alternativas, el Centro de Investigación ha planteado en distintas instancias la necesidad de un nuevo modelo de desarrollo para el país: “donde el Estado asuma un rol diferente al que estamos acostumbrados en Chile. Requerimos de un Estado conductor de la economía y responsable de los derechos sociales y laborales de las personas, que no se demore cinco meses en entregar ayuda y que no solo ocupe el endeudamiento para entregar liquidez a las empresas y hogares”. 

De la misma forma, Petersen plantea que un nuevo modelo de desarrollo tiene que tener al medio ambiente en el centro de sus compromisos, ya que, como muy bien se ha planteado durante esta pandemia, actualmente no solo vivimos una crisis económica, sino también una crisis que cuestiona la forma en que habitamos el planeta. 

Desde aquel posicionamiento, con un libro recién salido del horno, el que a través de gráficas plantea las 38 cifras que definen Chile y que, según el Observatorio de Políticas Económicas, hay que cambiar para transformar el modelo de desarrollo del país; y con un documento pronto a exponer sobre los principios económicos que deberían estar en el debate constituyente, Javiera Petersen proyecta su liderazgo en los próximos desafíos que enfrentará el país.

Te dejamos la respuesta de Javiera Petersen, sobre el rol que espera cumplir como mujer y líder en economía:   

Los desafíos en el liderazgo de Javiera Petersen

por Javiera Petersen

AllEscort