fbpx
Seleccionar página
En tiempos históricos, Verónica Campino apuesta por la diversidad en los liderazgos

En tiempos históricos, Verónica Campino apuesta por la diversidad en los liderazgos

por Valentina Rey | 03 de diciembre 2020

“Cuando miro a mis hijas pienso en cómo trabajar por ellas”, dice Verónica Campino, Cofundadora de Chile Mujeres, a quien la maternidad le cambió la vida, no sólo por lo que significa aquel rol, sino también porque de un momento a otro dejó de existir para el resto del mundo y pasó a ser solo madre, “eso me impresionó mucho”, relata.

Sin lugar a dudas aquella experiencia la impulsó a trabajar para disminuir  y eliminar las brechas de género, los estereotipos y los roles culturales que cierran puertas en vez de abrirlas. Con una enorme trayectoria en empresas y organizaciones, hoy es una de las mujeres que lidera uno de los proyectos más significativos en su vida: Por Todas, iniciativa que reúne a distintas fundaciones y organizaciones orientadas a generar mayores oportunidades para las mujeres. 

Sin embargo, su trabajo no se queda en las cuatro paredes de una oficina, Verónica Campino reconoce que el conocimiento a través de la experiencia y vivencia personal, es fundamental para liderar equipos, por lo mismo su trabajo es en el territorio, junto a las mujeres dirigentas de campamentos, poblaciones, Juntas de Vecinos, entre otros. 

“Soy una convencida de que para poder liderar un cambio, uno tiene que haber vivido, de alguna forma, la experiencia para poder entender (…) por eso nos interesa ir a los territorios, para conocer la experiencia de vida y sentarnos a conversar con las mujeres que están en las ollas comunes”, dice la ingeniera comercial.

Lograr mayores oportunidades para las mujeres en Chile, ese fue el gran propósito por  el que este gran grupo comenzó a trabajar. Primero colaborando en ollas comunes y entregando alimentos, pero rápidamente empezó un trabajo colaborativo entre la organización  y las mujeres líderes en sus territorios, con quienes hoy buscan construir -en conjunto- las herramientas necesarias para generar mayores oportunidades para las mujeres a lo largo de todo el país. 

“Estamos en ese proceso de co construcción, (…) porque nadie tiene por sí sola la respuesta”, expresa Veronica muy convencida. 

Tiempo de cambios, tiempo histórico

A Verónica no le cabe ni una duda: estamos en un momento histórico como país, tiempo de cambios e hitos que nos impulsan a construir. Y por lo mismo, se necesitan liderazgos inclusivos capaces de escuchar a las personas, a hombres, mujeres, jóvenes, tercera edad, a las distintas comunidades que hoy tienen mucho que decir. De eso se trata este proceso para la cofundadora de Chile Mujeres. 

Y en ese sentido, Verónica es de las que creen que ya no están los tiempos para que los liderazgos se otorguen. Sino todo lo contrario, hoy los liderazgos se construyen y luego se ganan, se validan. 

En este escenario, donde los liderazgos se construyen y validan, se han posicionado nuevas voces que buscan representar a los territorios, organizaciones sociales, fundaciones, instituciones y las distintas comunidades del país. Y para Campino, hoy es el momento para que las y los líderes territoriales tengan más impacto y visibilidad en la discusión pública. 

Ahora bien, esa visibilidad tiene que ir de la mano con el reconocimiento del esfuerzo de aquellas personas, y lejos de aquellos discursos que victimizan a las diferentes comunidades territoriales. 

“Las personas no quieren que les regalen nada, lo que necesitan y piden son las herramientas para poder salir adelante. Esas herramientas pueden ser no sólo recursos económicos, pueden ser capacitaciones, oportunidades laborales, redes de apoyo (…) La gente en Chile no quiere ser víctima, no quiere que le regalen nada, piden las herramientas para salir adelante”, dice Verónica. 

Quien ha estado ahí, todo este tiempo, en poblaciones, Juntas de Vecinos y sobre todo, en ollas comunes, donde le ha tocado ver el trabajo titánico de las mujeres dirigentas de barrio que han sacado adelante sus territorios: las mujeres han sostenido Chile y al mundo durante muchísimo tiempo, gracias a la mujer muchos hombres han podido salir a trabajar tranquilos, mientras ellas se hacen cargo de la familia y los hijos”, expresa Campino.  

El problema es que la labor que han realizado las mujeres durante toda la historia no ha sido reconocido ni visibilizado, pero en el contexto pandemico, las cuarentenas hicieron latente esta realidad: “se hizo evidente que la casa no se limpia sola, los hijos no se cuidan solos y la comida no cae del cielo”, reflexiona. 

Pero esta falta de reconocimiento al trabajo doméstico es más profunda para Verónica, quien cree que ha sido invisible durante muchas décadas porque no genera ingresos económicos. A pesar de que sin este trabajo la economía no se podría sostener.

Ahora bien, lejos de quedarse en el diagnóstico, Verónica Campino mira con optimismo el escenario de transformaciones sociales y políticas como una oportunidad para abrir el debate sobre las distintas realidades que enfrentan y limitan el desarrollo de las mujeres. 

“Creo que es el momento de hacerse cargo de que este trabajo (doméstico)  no puede seguir siendo invisibilizado y no puede seguir siendo tan poco valorado. Uno podría pensar en alternativas, como por ejemplo ampliar el acceso a la sala cuna, para que más familias cuenten con redes de apoyo. También impulsar la corresponsabilidad familiar, para que tanto madres y padres sean responsables de la tarea de los hijos”, dice Verónica.

Por otro lado, reconoce que lo que le ha tocado ver en los barrios, donde diferentes mujeres lideran ollas comunes, le ha cambiado la forma en que veía la vida y el país. Y eso la impulsa a liderar cambios que vayan en la línea de avanzar en mejores oportunidades para las mujeres. 

Las y los liderazgos del futuro 

Proyectando su liderazgo, Campino está segura que “escuchar a las personas es la clave de lo que se viene hoy en día, esa es la principal característica que tienen que tener las y los nuevos liderazgos”

Y en ese sentido, para Verónica, “los líderes van a ser aquellos que escuchan y construyen liderazgos que sean representativos y no personales”.  La clave estaría en la capacidad de escucha, pero sobre todo en la voluntad de construir junto a las comunidades y lo que estas tienen para decir. Escuchar las experiencias de vida de las personas sería la clave en  esta nueva forma de hacer las cosas. 

Sin embargo, en este camino y proceso de cambios, Campino tiene claro donde dirigir su mirada y trabajo: “tenemos que lograr que las mujeres sean percibidas como líderes y que generan cambios en todos los espacios”, dice. 

Ahora bien, dentro de todos los desafíos en materia de género, además de ser escuchadas, es enfática al plantear que hay que pasar de escuchar a entender cuáles son las brechas entre hombres y mujeres y cómo podemos cambiar eso. 

“Hay muchas brechas para las mujeres, como el acceso al trabajo, la violencia en general, pero también hay hombres que por razones culturales no es bien visto que hicieran uso del postnatal, y eso es algo que tenemos que corregir, que hombres y mujeres puedan construir sus proyectos de vida independiente de si son hombres o mujeres”,  explica Campino. 

Y en ese sentido, los liderazgos femeninos son fundamentales para abrir aquellas discusiones, pero es algo en lo que hay que trabajar puesto que las cifras de mujeres en puestos de liderazgos es muy baja.  

La inclusión de más mujeres en equipos de trabajo, directorios y puestos de liderazgo en organizaciones y empresas, es uno de los desafíos importantes para visibilizar la natural diversidad de la sociedad, la que para Verónica debe estar presente en todas las instituciones, empresas, en el congreso, en el poder judicial,  en los gremios, etc. 

“Los estudios nos han demostrado una y otra vez que tener mayor diversidad, trae solo beneficios”,  dice Campino, quien desde su liderazgo busca impulsar este valor. El que la posiciona como una líder con propósito para el nuevo Chile, reconocida en Factor Liderazgo

Dice Campino, quien desde su liderazgo busca impulsar este valor. El que la posiciona como una líder con propósito para el nuevo Chile por lo que merece hoy un reconocimiento dentro de Factor Liderazgo 

El deporte transforma y la inclusión mejora la sociedad

El deporte transforma y la inclusión mejora la sociedad

por Valentina Rey | 25 de noviembre 2020 

“Me gusta más pensar en el ‘para qué’, que en el ‘por qué’. Cuando pienso en el para qué, pienso en la proyección”, dice Carolina Picasso, presidenta de Olimpiadas Especiales Chile. Y es que la inclusión no tiene vuelta atrás, hoy es una necesidad, pero sobre todo una realidad, es el camino para hacer de la sociedad, el país y el mundo, un lugar donde todos y todas podamos participar. 

Por lo mismo, Carolina tiene puesta su mirada en el futuro, en el trabajo que puede hacer junto a Olimpiadas Especiales Chile, para seguir abriendo y creando espacios inclusivos. Para seguir construyendo una cultura que acepte la diferencia y que en vez de excluir, ofrezca oportunidades en todos los ámbitos  y para todas las personas. 

Olimpiadas Especiales tiene 52 años de existencia en el mundo. Comenzó su trabajo en la década de los ‘60 en Estados Unidos, gracias a la iniciativa de Eunise Kennedy, sí la hermana del presidente Kennedy, mujer que dejó un legado enorme y para muchos, más grande que el de sus hermanos hombres: la inclusión en el deporte. 

Actualmente  alrededor de todo el mundo participan más de 5.000.000 de personas con discapacidad intelectual en la organización, la que tiene presencia en 192 países. 

Click a video institucional de Olimpiadas Especiales Chile

Avanzando en el para qué 

En algunos países la organización tiene 52 años de trabajo, pero en Chile lleva sólo siete años. Sin embargo, no ha sido poco lo que han logrado hacer, hasta la fecha se ha llegado a más de 6.000 niños, niñas y algunos adultos con discapacidad intelectual a través del deporte. Para Picasso “el crecimiento ha sido enorme, porque la necesidad es enorme”. 

La presidenta de Olimpiadas Especiales está convencida de que, “el deporte es una de las herramientas de transformación social más poderosas que existe. Porque en el primer encuentro se produce una transformación personal y cuando muchas personas se transforman, la sociedad se transforma”, dice Picasso. 

Escucha en la voz de Carolina cuáles son los pilares para avanzar a una sociedad más inclusiva: 

“Me emociona el deporte, el entrenamiento, compartir con las amistades”, cuenta How Lee, tenista profesional de Olimpiadas Especiales Chile, quien hace 13 años  comenzó a incursionar en este deporte, primero en Venezuela, su país de origen, y hace dos años en la sede chilena de la organización. 

Durante sus años en el deporte  ha triunfado internacionalmente al participar en torneos como el de Los Ángeles y los panamericanos del 2012 en Panamá. 

El deporte es alegría, actividad, contacto.  Compartir en el tercer tiempo, es crecimiento y compañerismo. Una posibilidad de transformación, una oportunidad para hacer de la diferencia un valor agregado. Y eso lo saben los deportistas que participan en las Olimpiadas Especiales Chile, pero también los colaboradores, las empresas, deportistas de alto rendimiento y todos quienes se han interesado en el trabajo que realiza la organización.

Esto les ha permitido salir de la Región Metropolitana y llegar a  acuerdos de colaboración con la mayoría de las federaciones deportivas del país, con el Comité Olímpico de Chile. Y paralelamente trabajar en mesas interseccionales de actividad física junto al Ministerio de Deporte,  de Salud y Educación. 

Y aunque el contexto pandémico ha sido complejo, también ha significado una oportunidad, ya que, en palabras de Carolina: “hemos hecho mucho más que deporte”.

Creando nuevos proyectos 

Además de los talleres de actividad física en línea, donde las clases de zumba se han vuelto una especie de fiesta y evento especial  cada viernes, la organización también ha creado espacios para las familias y personas sin discapacidad. 

“Hemos invertido muchísimo en sembrar en las personas sin discapacidad intelectual. Hemos realizado miles de capacitaciones”, cuenta Picasso. Quien enfatiza en la gran cantidad de talleres que han realizado, en ámbitos de salud y atención primaria, salud mental, y en educación. Sobre todo porque la pandemia ha permitido que las y los profesores puedan instruirse más en temáticas de inclusión y así en una eventual vuelta a clases las estrategias educativas puedan responder de mejor manera a las necesidades de las comunidades en situación de discapacidad. 

Especial Inclusión

Descripción de la foto: 19 miembros del equipo de tenis  de Olimpiadas Especiales Chile celebrando la cancha.  

En esa línea, Carolina expresa que, es una responsabilidad de todos los actores y dentro de eso, es una responsabilidad de los Estados, del mundo corporativo y de la sociedad civil (…) Creo que hemos recorrido un largo camino y también nos queda un largo camino por recorrer. Y en donde definitivamente desde la sociedad civil tenemos una responsabilidad enorme de visibilizar y sensibilizar y tirar de la ropa (como un niño a un adulto) para que no se olviden de este tema. Es la única forma de tener una sociedad sustentable en el tiempo”. 

Para la presidenta de Olimpiadas Especiales Chile es fundamental unir fuerzas entre todos los actores de la sociedad, el impacto y la calidad en las oportunidades y servicios que se pueden entregar de esta manera será mucho más grande e importante si se trabaja desde lo colaborativo y con apertura hacia la diversidad. 

En su voz y experiencia, ¿qué significa la inclusión? Para How Lee es  tener la posibilidad de sentirse cómodo, relajado, y compartir con personas diferentes. 

Isabel Aguirre: la diversidad siempre va a enriquecer

Isabel Aguirre: la diversidad siempre va a enriquecer

por Valentina Rey | 19 de noviembre 2020

El 2001 Isabel Aguirre tuvo un accidente de auto, accidente que le transformó la vida y no solo por las consecuencias físicas, quedar  en situación de paraplejía, sino más bien porque su propósito, objetivo y sentido de vida cambió. “Siempre busqué el para qué ¿Para qué me pasó esto? Y siempre pensé que era para ayudar a otras personas, que a lo mejor pasaban por una situación parecida a la mía”,  cuenta Isabel en  #Conversaciones de Factor Liderazgo por Instagram Live. 

Buscando posibilidades y espacios en los que aportar, desde su experiencia personal, y transformar la vida de las personas en situación de discapacidad, llegó a Wheel the World, emprendimiento que busca habilitar el mundo para que personas con discapacidad lo puedan explorar “sin límites”. Desde aquel lugar, Isabel, mujer, madre, trabajadora y deportista, se ha transformado en una referente para cientos de personas con y sin discapacidad.

Especial Inclusión

Descripción de la foto: equipo de Wheel the World en la ruta de Machu Picchu, Perú. Isabel Aguirre aparece en una silla de trekking especial, riendo. 

De la declaración a la acción

Sin embargo, en este camino de hacer de Chile un país con conciencia inclusiva, le ha tocado enfrentar  distintas situaciones, unas más complejas que otras. Principalmente por la  falta de conocimiento e interés de las personas, en temas de inclusión y accesibilidad. 

Sin embargo, estas situaciones no son la mayoría. Cada vez es más la gente interesada  en aprender sobre discapacidad, pero sobre todo, en cómo participar de la inclusión y la construcción de espacios accesibles para todas y todos. 

En ese sentido, la Feria Virtual Inclusiva, espacio en el que Isabel Aguirre es Directora Ejecutiva, ha permitido crear un lugar donde las empresas puedan crecer en políticas de inclusión y accesibilidad. Y no sólo por las ofertas laborales que dan a conocer, sino también por los mecanismos y herramientas que logran integran a sus equipos en este camino de construir una cultura organizacional inclusiva. 

Y en este camino, Isabel valora la intención y disposición honesta de las organizaciones, instituciones y empresas, para crecer en esta materia y sobre todo, para hacer de la palabra y  voluntad, una acción concreta. En ese sentido, para ella: “siempre que están las ganas, y empiezan a implementar, lo único que queda es ir mejorando”. 

Si bien hay empresas y organizaciones más cerca que otras en temas de accesibilidad  e inclusión, la preocupación por avanzar de forma responsable existe y eso es una transformación social importante. La que sin duda va de la mano del reconocimiento de la diversidad como un valor de crecimiento, el que a nivel organizacional ha generado muy buenos resultados. Sin embargo, falta por avanzar y recorrer: “si queremos que esto mejore, hay que ser más exigentes”, expresa Isabel. 

Revisa acá lo que conversamos con la Product Manager de Wheel the World sobre el valor de la inclusión en las organizaciones y la sociedad: 

Video extracto de #Conversación Factor Liderazgo vía Instagram Live. Presionar para ver.

Los valores intransables de hoy

En este camino de transformaciones sociales, ligadas a demandas ciudadanas y de aquellos sectores que históricamente han estado más invisibilizados, la reputación de las empresas y organizaciones se ha convertido en un valor intangible y que determina -en gran medida- su posición en la sociedad. 

Y en ese sentido, la construcción de reputación se ve influenciada por valores como la diversidad e inclusión, porque justamente son demandas ciudadanas relevantes en el contexto actual del país. 

¿Qué cree Isabel Aguirre al respecto? Revísalo acá: 

Pincha aquí para escuchar audio de Isabel Aguirre.

Liderazgos para el nuevo Chile 

“Hay hartos líderes relacionados con la inclusión (…) que están haciendo un trabajo super importante y bonito”, menciona Aguirre. Quien espera que cada día aparezcan más personas, ONG’s y fundaciones que trabajen en visibilizar la necesidad de hacer del país un lugar, no más, sino que totalmente accesible e inclusivo. 

Sin duda alguna dentro de aquellos referentes y personas comprometidas con la inclusión, Isabel se posiciona como una voz importante, por su trabajo y por hacer historia. 

El 2019, junto a Álvaro Silberstein y el equipo de Wheel the World,  Isabel Aguirre hizo historia. Como equipo hicieron historia. Juntos atravesaron una sección de 11 kilómetros del Camino Inca en Machu Picchu, habilitando así un recorrido turístico para personas en situación de discapacidad. 

Ahora bien, este no es el primer lugar donde Wheel the World rompe los límites. Años antes crearon espacios y trayectos turísticos accesibles en Torres del Paine, Isla de Pascua, Hawai, etc. Esto, luego de un trabajo de investigación y colaboración importante, pero sobre todo, como un trabajo de equipo donde todas y todos aportan desde la experiencia y conocimiento individual. Algo que a Isabel la emociona bastante, sobre todo porque desde ese lugar logra cumplir con su propósito personal: ayudar a las personas en situación de discapacidad a cumplir sus sueños. 

Puedes ver la entrevista completa acá.

Políticas de inclusión laboral: ¿Cuánto hemos avanzado?

Políticas de inclusión laboral: ¿Cuánto hemos avanzado?

por Valentina Rey | 13 de noviembre 2020

Cuando se promulgó la Ley de Inclusión Laboral en Chile, el Gobierno proyectó que se abrirían 26 mil puestos de trabajo en el sector privado para personas en situación de discapacidad. Un gran anuncio y sobre todo, un gran avance para el país en materia de inclusión. Sin embargo, según estadísticas de la Dirección del Trabajo, luego de tres años de aquel anuncio, hasta la fecha el sector privado ha contratado a 19.013 personas en situación de discapacidad y de ellas, sólo un 34% equivale a mujeres. 

Ahora bien, estos datos son importantes porque más allá de alcanzarse o no la cifra anunciada hace tres años por el gobierno, permiten preguntarse sobre las herramientas que requieren las empresas  y organizaciones para implementar diferentes políticas de inclusión más allá de la cuota de personas en los equipos. Sobre todo si consideramos que los miedos y prejuicios de los empleadores, son las principales barreras que limitan el acceso de personas en situación de discapacidad a las organizaciones y empresas, según un informe realizado por Pacto de Productividad Chile. 

Y es que implica un cambio en la cultura organizacional, ya que contar con personas en situación de discapacidad no vuelve a una empresa inclusiva, sino más bien las prácticas internas y externas que se adoptan para que todos los trabajadores tengan las mismas oportunidades de desarrollo al interior de la organización. Lo que requiere de una comprensión importante de las necesidades de aquellas personas, al igual que las de todos los y las que componen la empresa: mujeres, madres, padres, extranjeros, etc. 

Especial inclusión

Foto: en una bodega de barrilles de madera, tres trabajadores con chaleco naranjo reflectante, escuchan a un cuarto trabajador, a quien no se le ve la cara y lleva puesto un chaleco reflectante amarillo. De izquierda a derecha hay una mujer de pie, una mujer en silla de ruedas y un hombre en posición de escucha. 

Ahora bien, como mencionó Tomás Cifuentes en una entrevista para Factor Liderazgo, Chile está avanzando en materia de inclusión y lidera el cambio en la región latinoamericana. Sin que eso signifique que aún falta bastante por hacer y avanzar, puesto que los cambios que se requieren deben ser culturales  y estructurales. 

Sin embargo, al parecer para allá vamos, puesto que como se mencionaba anteriormente, la cuota de personas en situación de discapacidad no es suficiente para hacer de una organización, un espacio inclusivo. Y por lo mismo, este año se modificó el Código del Trabajo para impulsar la creación de políticas de inclusión al interior de las compañías que deben ser informadas -todos los años- a la Dirección del Trabajo. 

Lo anterior considera la creación anual de un programa de capacitación para las y los trabajadores en materia de inclusión, fortaleciendo así una cultura organizacional inclusiva de forma efectiva. Además de esto, las empresas deben contar con expertas y expertos certificados  en el tema, quienes deben integrar el equipo de Recursos Humanos. 

Sumado a las políticas públicas  en materia de inclusión, distintas organizaciones que trabajan en pos de lograr mayor acceso y oportunidades para las comunidades en situación de discapacidad, han entregado diferentes herramientas para lograr aquellos cambios necesarios. 

Dentro de aquellos ejemplos, destaca la Fundación TACAL, la que elaboró un Manual para una inclusión laboral efectiva o la Feria Virtual Inclusiva que hace tres años abre un espacio totalmente accesible, para que las personas en situación de discapacidad puedan encontrar un trabajo en el cual desarrollarse.

Feria Virtual Inclusiva: avanzando a un país más accesible

Feria Virtual Inclusiva: avanzando a un país más accesible

por Valentina Rey | 13 de noviembre 2020 

En el mundo hay muchas cosas que nos gustaría que fueran distintas, pero ¿qué hacemos para cambiarlas? No todas las personas se atreven a ir por más, a innovar y buscar  las soluciones para superar aquellas barreras que muchas veces nos limitan. Pero siempre está ese porcentaje de personas que lo intentan, que ven en las debilidades, fortalezas como dice Tomás Cifuentes, CEO y director de Reqlut. 

Entre el 26 de octubre y el 30 del mismo mes, se juntaron aquellas personas que buscan cambiar el mundo y hacerlo un lugar donde todas y todos tengan las mismas oportunidades. En una nueva versión, la Feria Virtual Inclusiva le abrió las puertas a todas las personas en situación de discapacidad para encontrar un trabajo en el que se puedan desarrollar.

Un mundo accesible 

En el 2018 se promulgó la Ley de Inclusión Laboral que buscaba promover un cambio cultural y estructural en cuanto la organización interna de las empresas e instituciones. La exigencia era y es, tener al menos 1% de personas con discapacidad entre las y los empleados de una empresa con más de 100 trabajadores. 

En ese momento y por las experiencias vividas, Álvaro Silberstein y Tomás Cifuentes junto a un grupo de personas comprometidas con la inclusión,  identificaron una de las primeras barreras que limitarían el contacto entre las empresas y las comunidades en situación de discapacidad: la tecnología de recursos humanos no es accesible para todas y todos.

Presionar para ver video promocional de la Feria Virtual Inclusiva

“El mundo de internet es muy poco accesible. Ni siquiera Google, que es un monstruo de la tecnología, tiene desarrollado plataformas en las que puedan entrar todas las personas”, explica Cifuentes. 

Crear un espacio en el que todas las personas puedan acceder, sin dificultad, a las oportunidades laborales que ofrecen las empresas y organizaciones, fue la principal motivación para los jóvenes; quienes recién finalizaron la tercera versión. Pero eso no es todo, actualmente, según el CEO de Reqlut, la tecnología de la Feria Virtual Inclusiva es probablemente  el sitio más accesible del mundo

Lo que hicieron fue crear una plataforma virtual en la que empresas y organizaciones puedan contratar a personas en situación de discapacidad y entender los perfiles que hay detrás, las distintas realidades y experiencias.

Probablemente el porcentaje de personas que se ha percatado que Google es una plataforma poco accesible es muy menor y en ese sentido, y tal vez sin ser la intención principal, la Feria Virtual Inclusiva pone sobre la mesa la poca visibilidad que existe en torno a las barreras de acceso que enfrenta cotidianamente ese 15% de personas en situación de discapacidad.

Para Tomás, que los problemas de acceso sean poco visibles  tiene que ver con que “no nos preocupamos de causas en las que no estamos relacionados”, algo paradójico para él, ya que si bien las personas en situación de discapacidad son una minoría, en cualquier momento cada uno de nosotros puede formar parte de esa comunidad. 

Ahora, lo que no se explica el fundador de Reqlut, es que una sociedad no sea capaz de nivelar para todos y todas. Sobre todo porque la tecnología ofrece posibilidades para romper las barreras de accesibilidad e igualar las oportunidades. 

Especial Inclusión

Descripción de la foto:  mujer con síndrome de Down sentada en un sillón, trabajando con un computador sobre sus piernas. Al frente tiene una mesa de madera y sobre ella hay un vaso, una botella de agua y  adornos. 

Este año la feria no sólo fue un espacio en que se agruparon las distintas ofertas laborales, sino que también se presentaron todos aquellos emprendimientos chilenos y latinoamericanos que tienen soluciones para las comunidades en situación de discapacidad. 

Si bien había preocupación por el contexto pandémico y las consecuencias negativas que ha tenido la crisis sanitaria en el mercado laboral,  el interés de las empresas en contratar a personas en situación de discapacidad es algo que no se ha esfumado. Y eso lo ven en la organización cuando llegan los primeros mensajes de personas agradeciendo el espacio, porque a través de él lograron encontrar trabajo. 

Un valor agregado

“El impacto que genera una persona con una mirada totalmente distinta a la tuya y que probablemente le costó cien veces más que a ti, la resiliencia que tiene esta persona, va a generar un impacto en la organización mucho más grande que una persona que no tuvo esa dificultad”, dice Cifuentes. 

Y pese a algunas resistencias de las empresas, por los cambios culturales y estructurales que implica sumar a los equipos personas en situación de discapacidad, los resultados tienden  a ser más valiosos y positivos para la empresa y su entorno. 

En ese sentido, el valor de la diversidad, de otras miradas de la vida, se posiciona como un valor agregado que siempre suma. Sin embargo, y pese que para Tomás el desafío es grande, reconoce que se está generando un gran espacio de inclusión en Chile. 

Escucha lo que dijo el creador la Feria acá:

Presionar «play» para escuchar audio de Tomás Cifuentes sobre el avance de las políticas de inclusión en las empresas. 

Pero “uno siempre va a querer más y también vamos a empujar para que así sea, y que hasta el último rincón de Chile y el mundo sea accesible e inclusivo”, dice. 

Avanzando al mundo inclusivo

Y justamente para avanzar e ir por más, Cifuentes cree que la educación inclusiva es fundamental. «Abrir las puertas a las distintas comunidades para que puedan estudiar (…) Y no solamente es abrirle las puertas a ellas, sino también a nosotros haciéndonos parte del aprendizaje”, dice. 

En el camino hacia un mundo accesible e inclusivo, los creadores de la Feria proyectan la  próxima versión 2021 buscando mejorar todo lo posible desde el punto técnico, para fortalecer este puente de conexión que hasta el momento ha dado muy buenos resultados. Pero eso no es todo, se espera que las conexiones que se han logrado con otros países se materialice en un traslado de talentos chilenos hacia el exterior.

Sin embargo y a pesar de estos espacios, la necesidad de abrir todos las puertas a la inclusión es una urgencia, “necesitamos que el mundo esté preparado para las personas en situación de discapacidad”, dice Tomás, de la misma forma que cree que hay un 15% de la sociedad que tiene algún problema o que tiene alguna discapacidad y es importante que sea representado en el futuro de Chile”.

AllEscort