fbpx
Seleccionar página
La agenda propia de Melinda Gates

La agenda propia de Melinda Gates

por Factor Liderazgo l  10 de diciembre 2020 

 

Melinda Gates, empresaria, diplomada en Informática y Economía,  nació en Dallas, Texas, pero su éxito laboral la ha llevado a recorrer todo el mundo. En un espacio históricamente muy masculino, la mujer especialista en marketing aplicado al software, creó su propio camino y desde la cima, trabaja abriendo y fortaleciendo las oportunidades para más mujeres en la industria.  

Ella, no es “la esposa de” y mucho menos le debe su éxito profesional al empresario y creador del imperio Microsoft y Windows. Comenzó su carrera en la empresa de Bill Gates, justamente porque al terminar la universidad, destacó rápidamente por su visión y capacidad para desarrollar diferentes  proyectos en el área de la informática. 

En su primer año al interior de la organización, trabajó como gerente de producto de Microsoft Publisher, Microsoft Bob y Word, entre otros. Paso harto tiempo sin conocer a su jefe, pero una vez que lo hizo se enamoró profundamente. Y él de ella, de sus grandes habilidades y capacidades laborales, de su inteligencia, visión de mundo y espíritu humano. 

Agentes de Cambio

Ahora bien, Melinda tuvo que enfrentar diferentes barreras al interior de su trabajo y la mayoría eran simplemente por ser mujer. Sin embargo, su objetivo no era superar aquellas brechas de género por un interés personal, sino más bien por un propósito colectivo. Por lo mismo, fue una de las primeras en visibilizar la gran -y desigual- diferencia salarial entre hombres y mujeres en la industria tecnológica. 

Con una agenda propia sobre igualdad y diversidad de género en Microsoft, Melinda se preocupó en aumentar la contratación de mujeres y sobre todo, equiparar los sueldos en los diferentes  equipos.

“Para reconstruir el mundo hay que colocar a las mujeres directamente en el centro. Porque ¿adivinan qué? Ya están en el centro. Ya son ellas las que se ocupan de los niños en casa, cuidan de los ancianos, tratan de asegurarse de que haya comida en la mesa. Si queremos reconstruir una sociedad mejor y también tener una recuperación más rápida, entonces tenemos que mirar las piezas específicas de género en las que debemos trabajar y en todos los países del mundo”, dijo Melinda para el The New York Time.

Además de su reconocida labor en materia de género, actualmente Melinda Gates lidera y dirige la fundación Bill & Melinda Gates que creó durante el año 2000, y con la que realiza diferentes proyectos sociales en materia de salud, educación, apoyo a niños y niñas en situación de vulnerabilidad y actualmente, en torno a la lucha contra el Covid-19. 

La organización filantrópica es la más grande de todo el mundo y cuenta con donaciones estimadas en más de 30 mil millones de dólares. Si bien el trabajo que realiza Melinda Gates no es nuevo, forma parte de aquellas prácticas valoradas en la actualidad.

Comunidad Mujer busca un futuro sostenible

Comunidad Mujer busca un futuro sostenible

por Factor Liderazgo | 04 de noviembre 2020 

Son cuatro ejes los que propone el documento, todos orientados a disminuir considerablemente la brecha de género. Comunidad Mujer, organización enfocada en promover los derechos de las mujeres, cuenta con 15 años de trabajo en esta materia. Y a partir de su experticia,  plantean una serie de medidas necesarias para avanzar hacia la equidad y sostenibilidad en el país. 

Hablar sobre los efectos de la pandemia en la economía no es algo nuevo e incluso llega a ser cansador. Hoy las organizaciones e instituciones buscan soluciones para salir de la crisis y a su vez, aprovechar este momento para elaborar nuevas estrategias de desarrollo y aumento de la productividad. 

Ahora bien, ¿dónde se posicionan las mujeres? la cifra de participación laboral femenina  (48% INE, 2017) indica que no se ha avanzado lo suficiente para crear condiciones igualitarias para todos y todas. Si bien hay mejoras, la pandemia visibilizó la realidad de cientos de mujeres que se ven imposibilitadas a desarrollarse laboralmente (38 INE, 2017) por las responsabilidades de cuidado que caen sobre ellas, a diferencia de los hombres. 

Por lo mismo y proyectando un desarrollo que permita disminuir la brecha de género, se hace urgente pensar e implementar las herramientas y condiciones necesarias para que las mujeres puedan salir de sus hogares e incorporarse activamente al mercado laboral, según indica el documento elaborado por Comunidad Mujer. 

Sostenibilidad

Los cuatro ejes se nutren de diferentes propuestas orientadas a la implementación de políticas públicas, que no solo tienen relación con el ámbito laboral en términos de oportunidades directas, sino también en todas aquellas áreas en que la mujer debe ser apoyada para poder desenvolverse en el trabajo. 

Por lo mismo, el punto uno “Trabajo y género” se orienta a políticas para un cuidado y corresponsabilidad social y parental equitativo; por ejemplo, con el derecho a la sala cuna para madres y padres trabajadores. O también, igualar el derecho de cuidado para los hombres por enfermedad grave del hijo / hija, entre otras políticas que fomenten la corresponsabilidad. 

Sin embargo, las mujeres no solo enfrentan dificultades por las responsabilidades de cuidado, muchas de aquellas trabajadoras se topan con limitaciones al interior de las organizaciones y empresas para desenvolverse laboralmente. De los 330 directores de empresas IPSA, solo 24 son mujeres. En el caso de los directorios de las sociedades IPSA, el promedio de directoras es de un 6,9%, mientras que los hombres representan el 100%. 

Tal como menciona el documento, hay evidencia de la poca adhesión a las normativas que exigen la incorporación de cuotas de género en directorios. Por lo mismo, se requiere implementar políticas que aseguren la diversidad y participación equitativa de mujeres en la composición de las organizaciones, empresas e instituciones. 

En un segundo punto, el documento aborda el tema  “Mujeres y pensiones”. Donde se  busca impulsar un sistema de pensiones digno y que cumpla con los estándares mínimos. Actualmente las mujeres reciben una pensión que no supera el salario mínimo líquido y además, es un tercio más bajo que el de los hombres. 

“Igualdad de género en la educación” es el tercer eje planteado en el documento. El que no solo aborda la necesidad de romper con los estereotipos de género en el rendimiento escolar, que ejercen influencia en las decisiones vocacionales, sino que además instala la idea de innovar en los procesos de formación mediante la Política Nacional Docente, que debería incorporar el enfoque de género. Eso, entre otras propuestas igual de relevantes. 

Por último, el cuarto eje tiene relación con la “Participación y representación política de las mujeres”, otra área en la que si bien hay avances, aún queda mucho por recorrer. Actualmente, en el Congreso sólo el 15,8% de los escaños son ocupados por mujeres, mientras que en las últimas Elecciones Municipales el 11,9% representa la cantidad de alcaldesas electas y el 24% de concejalas (SERVEL, 2017). 

A raíz de esto, en el documento se propone incorporar cuotas de género (60/40) en todas las elecciones populares que se realizan en el país, entre otros puntos. Puedes ver el detalle de cada propuesta acá.

AllEscort