fbpx
Seleccionar página
Ciudadanía demanda un país más transparente para este 2021

Ciudadanía demanda un país más transparente para este 2021

por Factor Liderazgo | 15 de febrero 2021 

Para identificar cuáles son las principales expectativas de la ciudadanía para este 2021, INC Consultores y la UDP desarrollaron un estudio digital analizando las principales conversaciones sociales en Twitter asociadas a algunos de los asuntos que se volvieron más relevantes en redes sociales en plena crisis sanitaria, economía y social. Es así como se investigó lo relacionado a transparencia, propósito, género y colaboradores entre septiembre y noviembre de 2020.

Al analizar las conversaciones de transparencia – 257 mil menciones – el 79% están asociadas a corrupción, principalmente al ámbito público con Gobierno (37%), Carabineros (25%), y Poder Judicial (22%); y solo un 16% lo relacionó al sector empresarial.

«En un contexto en el cual las expectativas de la ciudadanía han aumentado mucho en términos de la transparencia de las instituciones, los resultados de este estudio instalan un importante desafío especialmente para el sector público en cuanto a la generación de mayor confianza en su legitimidad. Sobre el rol de las empresas vemos una mayor asociatividad positiva a un sector reputacionalmente honesto, en especial porque se valora su esfuerzo por volver a conectar con sus grupos de interés desarrollando mejores políticas de accountabilty, inclusión, y triple impacto. Las organizaciones y sus respectivos liderazgos empresariales tienen una oportunidad única de ser quienes guíen este proceso de transformación; al ser los que aún gozan de un piso reputacional que les otorga cierta legitimidad para dirigir la construcción de un nuevo Chile, representando los desafíos impuestos por la ciudadanía”, explica Diego Fuentes, director general de INC Consultores.

ciudadanía

El principal volumen de conversaciones sobre corrupción se dio en el mes de noviembre en el contexto de la triangulación ilegal de fondos entre AFP y administradoras de Fondos de Mercado y empresas relacionadas y su asociación con la familia presidencial.

Al hacer un doble clic del 21% de las menciones que solo hacen referencia a transparencia, se relacionan en su mayoría a temas de patria (34%), promoción del desarrollo (26%), seguridad (22%) y confianza (18%). 61% de los chilenos asocia el concepto propósito al nuevo Chile

El primer hallazgo al analizar las conversaciones digitales de este asunto – sumando al universo medido de 160 mil menciones el uso de Google Trends – las búsquedas de propósito en Google de septiembre a noviembre de 2020 crecieron un 244% con relación al mismo período en 2019.

El 61% de menciones se relacionan con el propósito de los ciudadanos para el nuevo Chile asociado principalmente al proceso constituyente, luego se relacionan el tema personal (24%) y a lo social (15%) desde las expectativas del sector privado y el impacto positivo de las empresas en el entorno y las comunidades.

ciudadanía

“La inestabilidad social y económica que ha vivido el país en el último año abre también un camino de esperanza que está directamente relacionado con el próximo proceso constituyente. Las empresas públicas y privadas debiesen canalizar esta energía transformadora y conectar con este propósito de un Chile mejor, más verde, más igualitario, más justo”, añade el investigador responsable y académico de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales, Andrés Rosenberg.

Al hacer un doble clic en el propósito social de las empresas, se valora más como algo propio de los emprendimientos y el valor agregado que esto les da a sus productos; en segundo lugar, se asocia positivamente a las pymes con foco en las empresas B y el rubro gastronómico, y en última posición aparecen las grandes compañías y el desafío de integrar un propósito social para asegurar la sostenibilidad de la organización. 

“Claramente las pymes y los emprendedores gozan de un mayor capital reputacional asociado a un propósito social, que no solo tangibiliza la expectativa ciudadana de mejorar su calidad de vida, sino que además es un protagonista tangible en la reactivación económica. La renovación y adaptación de este sector en plena crisis con foco en las personas es una buena práctica de la cual las grandes empresas deben aprender, especialmente a través de una escucha que les permita comprender mejor los asuntos relevantes para cumplir con las demandas del ciudadano – consumidor”, señala Fuentes.

Del volumen de contenidos expresados en redes sobre propósito, el 68% lo generan hombres y solamente el 32% mujeres. Al analizar el tipo de búsqueda por género, el masculino priorizó el propósito asociado al trabajo y el femenino a seguridad.

ciudadanía

Altas demandas ciudadanas respecto a violencia de género

Respecto de género, el tema central de la conversación fue la violencia con un 75% del total de menciones (182 mil) principalmente por la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género en noviembre. El siguiente asunto relevante fue la equidad en el hogar asociado al confinamiento en pandemia (15%) y el tercero fue la reactivación económica de las mujeres (10%).

En cuanto a temas de género asociado a lo laboral, la principal preocupación está asociada a la salud de las trabajadoras (28%), luego a las jornadas (27%) y seguridad (17%).

Más fuentes de trabajo es la principal demanda en lo laboral

Con el mayor volumen de conversaciones analizadas en este estudio – 1 millón – el tema de colaboradores se asocia en un 83% a la necesidad de incrementar las fuentes laborales y pérdida o búsqueda de puestos de trabajo.

En cuanto a las menciones digitales que se refirieron sólo a colaboradores con trabajo activo, se puede observar que las principales expectativas de este grupo sobre sus empleadores se asocian al cuidado de la salud (31%), horas que le está dedicado a su labor durante la pandemia (24%), seguridad personal (21%) y desarrollo profesional (20%).

Estudio digital: el costo de la vida en pandemia

Estudio digital: el costo de la vida en pandemia

por Factor Liderazgo | 15 de diciembre 2020 

Podríamos hacer una gran lista con todos los cambios -positivos y negativos- que ha traído el Covid-19 en la vida de las personas, de seguro nadie se quedaría indiferente y la gran mayoría tendría  mucho decir. Sobre todo cuando hablamos de aquellos cambios que afectan la cotidianidad y la economía del hogar. 

A partir de una investigación realizada por el Centro de Estudios Ipsos, Chile es uno de los países más impactados por el alza de costos en los bienes y servicios básicos. Es decir, el costo de la vida ha aumentado en tiempos de pandemia. 

El estudio analizó la percepción de ciudadanos y ciudadanas de 26 países alrededor del mundo, considerando el costo total de alimentos, bienes y servicios desde que comenzó el brote de coronavirus. Según este informe, los países más afectados serían Argentina y Turquía (86%), seguidos por Chile, México y Sudáfrica (80%). 

“Personalmente creo que estos resultados, junto con dar cuenta de un incremento en las cuentas de servicio, también dan cuenta de una percepción de tarifas elevadas respecto de los ingresos medios de nuestro país”, dice Jorge López, country manager de Ipsos Chile.

Ciudadanía

Dentro de aquellos servicios básicos que han incrementado sus costos, está el agua, la electricidad, el gas, los servicios de teléfono, televisión e internet; según la percepción de las personas en Chile (68%). Servicios asociados al estar en casa, es decir, su aumento podría considerarse como un efecto de las cuarentenas en la economía del hogar. 

Dentro de los productos  asociados al aumento de costos, aquellos para el cuidado personal y servicios corporales (28%), seguidos por los productos y servicios de atención médica (27%) y de entretenimiento (25%), son percibidos por una parte importante de las personas. 

Sin embargo, aquellos costos que no sufrieron un aumento o se mantuvieron igual según la percepción de las personas (36%), se relacionan con los servicios de  transporte. Lo que, de alguna u otra forma, es esperable si consideramos que son los servicios que han sido menos utilizados durante la pandemia. 

Las reflexiones que se desprenden de este estudio, nos permiten cuestionarnos sobre la implicancias económicas que trae el confinamiento y el aumento de costos en los servicios básicos al tener que estar más tiempo en las casas, pensando en un 2021 con el virus aún dando vueltas. 

Puedes revisar en detalle el estudio realizado por Ipsos aquí.

¿Cómo quieren las y los chilenos que sean los constituyentes?

¿Cómo quieren las y los chilenos que sean los constituyentes?

por Factor Liderazgo | 18 de noviembre 2020

¿Quiénes deberían escribir la nueva Constitución? ¿Expertos, profesionales, abogados, dirigentes sociales o ciudadanos comunes y corrientes? ¿Qué temas se deberían priorizar? El proceso ¿cumplirá con las expectativas? Son algunas de las preguntas que acompañan el camino del cambio Constitucional. Por lo mismo, el Centro de Investigación de Mercados Ipsos y Espacio Público indagaron en las opiniones y preferencias de la ciudadanía en torno a lo que se viene.  

La Directora de Estudios Públicos de Ipsos Chile, Alejandra Ojeda, señaló que “bajo el proyecto de una nueva constitución para Chile, han confluido todas las expectativas que la ciudadanía tiene respecto de un nuevo acuerdo social que traiga cambios positivos para el país, la democracia y la forma en que regulamos nuestra vida social y económica. Por tanto, quienes serán elegidos o elegidas para escribir esta nueva constitución concentran la atención en esta próxima etapa. Este estudio nos indica que hay claves para leer esta elección y que las personas tienen claros cuáles perfiles prefieren y cuáles no.”

Falta de interés claramente no hay, el proceso moviliza a una gran cantidad de personas, pero ¿quiénes tendrían más posibilidades? ¿Qué espera la ciudadanía? Según el estudio, aquellas personas expertas en temas constitucionales son las más mencionadas (58%) por la ciudadanía como primera preferencia. A esto, le siguen aquellos profesionales destacados en áreas de la salud, periodismo o ingeniería. Luego dirigentes de movimientos ciudadanos, con trabajo en temas de género, medio ambiente, diversidad sexual, etc. Junto a dirigentes sociales de Juntas de Vecinos y sindicatos. 

Ciudadanía

Ahora bien, dentro de los nombres que suenan y se han proclamado como candidatos y candidatas varios no gozan de la confianza ciudadana, sobre todo aquellas personas con trayectoria política y/o experiencia en cargos públicos (52% de desconfianza), de la misma forma que los rostros de televisión, músicos y actores (42%)

Al parecer lo más valorado por la gente es el nivel educacional del candidato constituyente (77%), por sobre otros atributos como la independencia de partidos políticos (59%) y la tendencia política (56%). Sin embargo, un 64% de las personas encuestadas declaró que prefiere votar por una persona que no sea militante del partido.  

Ahora, además de las preferencias en torno a quienes deberían conformar el órgano constituyente, el estudio indagó sobre aquellos temas prioritarios a trabajar en el proceso de redacción de la nueva Constitución. Coyunturalmente y con un escenario pandémico, la calidad en la salud pública y la regulación de pensiones, son las dos áreas prioritarias a discutir y trabajar. 

Mientras que la igualdad, dignidad, el respeto y la democracia se posicionan como los valores fundamentales que debe poseer y asegurar la nueva Constitución según la ciudadanía. 

Ciudadanía

Las expectativas, demandas y dudas en torno al proceso son grandes, y eso no sólo se refleja en la gran participación en las diferentes etapas, sino también en el nivel de información que manejan las personas.

El 70% señala conocer la importancia que tiene la Constitución en el desarrollo social, político y económico del país. Mientras que un 59%  indicó que no estaban informadas sobre el plebiscito ratificatorio de la nueva Constitución, una cifra no menor. 

El estudio completo lo puedes leer acá.

 

 

 

 

Para las personas, las empresas han hecho «lo mínimo esperado» en tiempos de Covid-19

Para las personas, las empresas han hecho «lo mínimo esperado» en tiempos de Covid-19

por Factor Liderazgo | 11 de noviembre 2020

Respecto de los aportes de las empresas para enfrentar la pandemia, un 28% de la ciudadanía cree que las empresas han hecho algo positivo, un 44% piensa que han hecho solo lo mínimo esperado, un 17% las evalúa con ningún tipo de aporte y un 11% no tienen conocimiento; de acuerdo con los primeros resultados del Estudio de Reputación Corporativa (ERC® 2020) realizado por Ipsos e INC Consultores. El ERC® – que se realiza hace 19 años – encuestó a 5.145 personas a nivel nacional entre el 3 septiembre y el 5 octubre de 2020.

Sobre cuál de estas medidas es la más valorada, lidera con un 23% todo lo asociado a prevención de contagio – principalmente en hombres y regiones -, seguido de: habilitación de teletrabajo (19%), habilitar o mejorar sistema de compra o trámites online (12%) y luego dar facilidades de pago a personas con problemas económicos (9%).

“En un año de múltiples exigencias para las empresas, hay una parte importante de la población que reconoce un esfuerzo por contribuir a enfrentar la pandemia. Probablemente no es suficiente para recuperar la confianza perdida en los últimos años, pero contribuye a que los resultados del Estudio de Reputación Corporativa de este año presenten signos de recuperación”, explica Miguel Pinto, Subgerente del área de estudios públicos y reputación corporativa en Ipsos.

Ciudadanía

Supermercados es la industria que más destaca por su contribución en la crisis sanitaria con un 32%, luego alimentos y bebidas (16%), bancos (15%), telecomunicaciones (9%) y farmacias (5%). Si esto se abre por empresas, Líder es la empresa con mayor valoración por parte de los chilenos, seguido por: BancoEstado, Jumbo, Banco de Chile, y Unimarc.

“Cuando analizamos los datos sobre el nivel de evaluación respecto del aporte de las empresas en la pandemia, nos encontramos con un 28% que las valora positivamente respecto no solo de medidas sanitarias que pueden haber tomado, sino que también en cómo puedan haber adaptado sus productos o servicios, o apoyado a sus clientes o trabajadores en la crisis económica. Esta mejor percepción sobre el quehacer de los privados ha hecho que la evaluación respecto de su reputación tenga cierta alza en los indicadores de este intangible respecto del año pasado; y reafirma que en un contexto de cambios en ejes transformacionales que modificaron nuestra sociedad, las expectativas ciudadanas del aporte de las instituciones sea muchísimo más alto. El desafío es lograr impactos beneficiosos en lo medioambiental y social, más allá de la generación de utilidades”, señala Diego Fuentes, director general de INC Consultores.

Al analizar aquellos rubros que más contribuyen a la calidad de vida de los chilenos, las empresas de menor tamaño son las que generan una mejor percepción con un 69%, los supermercados con un 68%, empresas de servicios básicos con un 57% y las pertenecientes a transportes con un 56%.

El ERC® forma parte del Observatorio Reputacional; espacio que busca promover el desarrollo sostenible y buenas practicas reputacionales a través de hallazgos y la medición de este intangible. Los principales resultados del ERC® 2020 se darán a conocer próximamente, junto con el listado de las empresas más y menos reputadas de Chile.

Felicidad y Covid-19 ¿son posibles juntos?

Felicidad y Covid-19 ¿son posibles juntos?

por Factor Liderazgo | 10 de noviembre 2020 

Todos los años Ipsos, centro de investigación de mercado líder en el mundo, realiza una medición de felicidad en 27 países. Pero a diferencia de años anteriores, la irrupción del Covid-19 en la vida de las personas ha modificado significativamente aquella declaración de felicidad. 

Sin embargo, en comparación con lo que fue el índice de felicidad a nivel mundial durante el 2019 (64%), este año solo se redujo un punto (63%). Algo diferente a lo que se podría pensar, por lo que cabe preguntarse ¿qué hace felices a las personas? ¿puede una pandemia disminuir la felicidad? 

Ahora bien, en Perú, Chile, México, India, Estados Unidos, Australia, Canadá y España este índice efectivamente disminuyó y considerablemente, mientras que en países como China, Rusia, Malasia y Argentina la tendencia fue en un aumento en más  de ocho puntos. Sin embargo, es importante entregar como antecedente -para bien o para mal- que países como Canadá y Australia bajaron algunos puntos, pero aún así están dentro de los 10 países más felices del mundo.

Ciudadanía

En un contexto complejo Chile (35%)  bajó 15 puntos a diferencia del año pasado. Ahora bien, hay que considerar que el país ha tenido que enfrentar una pandemia de grandes proporciones en medio de una revuelta y crisis social histórica. Nadie podría negar lo complejo y profundo que han sido los cambios en el país durante los últimos meses, los que independiente de si permitirán o no un mejor desarrollo, han afectado de diferentes formas la vida de las personas. 

Pero, en medio de este caos ¿qué están privilegiando las personas para ser felices? Según la encuesta Ipsos, valores como las relaciones, salud y la seguridad, se han transformado en prioridades. Mientras que el tiempo y el dinero han pasado a un segundo o tercer plano.

Si bien la encuesta informa que la felicidad ha disminuido en el país, aquellas fuentes de felicidad adquirieron mucha más importancia a diferencia de años pasados. Esto es una tendencia a nivel mundial, pero en Chile el aumento es aún más notorio. 

Lo que nos permite pensar que la prioridad de la felicidad esté en la salud, en el el sentido de nuestras vidas y en el nivel de seguridad para enfrentar los momentos complejos, es una muestra del contexto por el que pasa la sociedad chilena. Tiempo en que hay un cambio de perspectivas, propósitos y objetivos de vida. Y que por lo demás, nos invita a replantearnos aquello que hoy consideramos felicidad. 

El informe completo lo puedes ver acá

 

AllEscort